Este sitio web usa cookies propias y de terceros para mejorar la navegación, analizar la actividad de la web e interactuar con nuestras redes sociales. Al continuar navegando por nuestro sitio web, entendemos que Ud. acepta la instalación de las cookies en su navegador, según nuestra Política de Cookies.

[Aceptar y seguir]


Últimas Novedades

Jueves, 19 de mayo de 2016
¿Puede el inquilino exigir que la fianza se utilice para pagar las últimas rentas del contrato de arrendamiento?

La fianza tiene como finalidad garantizar el cumplimiento de las obligaciones del inquino y que el inmueble se devuelva en el estado en que se recibió por el arrendatario.

Es práctica habitual en los arrendamientos que el arrendatario deje de abonar las últimas rentas del contrato cuando éste se va a extinguir o en aquellos supuestos en los que es el propio inquilino quien pretende resolver anticipadamente el mismo e intenta que la fianza entregada al principio del arriendo se aplique a esas rentas impagadas. 

No obstante, la finalidad de la fianza no es la de aplicarse al pago ordinario de la renta debida por el arrendatario sino la de garantizar el cumplimiento de las obligaciones del mismo, así como que el inmueble que es objeto del arriendo se devuelva por parte del arrendatario en el mismo estado en el que lo recibió. 

Cabe destacar que la fianza sólo es exigible por parte del arrendatario transcurrido un mes desde la entrega del inmueble siempre y cuando el mismo se haya entregado en el mismo estado en que se recibió al comienzo del contrato. Por tanto, hasta ese momento el arrendatario no tiene derecho a exigir al arrendador la devolución de la fianza y sigue vigente su obligación de abonar todas las rentas.

Ahora bien, los Tribunales admiten que entregado el inmueble y habiendo el arrendador prestado su conformidad sobre el estado en el que se entrega se podrá utilizar la fianza para responder de las cantidades que el arrendatario todavía adeude al arrendador.
« Volver